Durante dos años, de julio de 2014 a julio de 2016, el autodenominado Estado Islámico utilizó una revista online denominada Dabiq como elemento de propaganda y reclutamiento. El nombre, Dabiq, fue escogido por el IS por su relación con la escatología islámica: cerca de Dabiq, un pueblo sirio localizado en el norte del país —del cual se incluye un mapa debajo de este párrafo—, tendrá lugar, según un antiguo hadiz narrado por el compañero de Mahoma Abu Hurairah, una de las más grandes batallas entre los musulmanes y los “cruzados”.

En agosto de 2014 el IS capturó este pequeño pueblo sirio. Sin embargo, entre el 28 de septiembre y el 16 de octubre de 2016 tuvo lugar la ofensiva de Dabiq, la cual estuvo enmarcada en la denominada Operación Escudo del Éufrates, que terminó con una humillante derrota del IS: el grupo terrorista perdió Dabiq, Sawran, Akhtarin y otros 43 pueblos. Como consecuencia, la revista Dabiq dejó de editarse, siendo reemplaza por una nueva cabecera llamada Rumiyah.


Tabla con información sobre los números de la revista del IS Dabiq

NúmeroTítulo de la portada en españolFecha de publicación (calendario islámico)Fecha de publicación (calendario gregoriano)Descargar análisis realizado por la Guardia Civil
1"El Retorno del Califato"Ramadán, año 14355 de julio de 2014IS: Dabiq 1 - Análisis de la Guardia Civil
Análisis de Dabiq 1: Pulse aquí para descargar
2"El Diluvio"Ramadán, año 143527 de julio de 2014
Análisis de Dabiq 2: Pulse aquí para descargar
3"Una llamada a la Hégira"Shawwal, año 143510 de septiembre de 2014IS: Dabiq 3 - Análisis de la Guardia Civil
Análisis de Dabiq 3: Pulse aquí para descargar
4"La Cruzada Fallida"Du l-hiyya, año 143511 de octubre de 2014IS: Dabiq 4 - Análisis de la Guardia Civil
Análisis de Dabiq 4: Pulse aquí para descargar
5"Permaneciendo y Expandiéndose"Muharram, año 143621 de noviembre de 2014IS: Dabiq 5 - Análisis de la Guardia Civil
Análisis de Dabiq 5: Pulse aquí para descargar
6"Al Qaeda de Waziristán: Un Testimonio desde Dentro"Rabi' Al-Awwal, año 143629 de diciembre de 2014IS: Dabiq 6 - Análisis de la Guardia Civil
Análisis de Dabiq 6: Pulse aquí para descargar
7"De la Hipocresía a la Apostasía: La Extinción de la Zona Gris"Rabi'Al-Akhir, año 143612 de febrero de 2015IS: Dabiq 7 - Análisis de la Guardia Civil
Análisis de Dabiq 7: Pulse aquí para descargar
8"Solo la Sharia gobernará África"Yumada al-Thania, año 143630 de marzo de 2015IS: Dabiq 8 - Análisis de la Guardia Civil
Análisis de Dabiq 8: Pulse aquí para descargar
9"Ellos Conspiran y Alá Conspira"Shaabán, año 143621 de mayo de 2015IS: Dabiq 9 - Análisis de la Guardia Civil
Análisis de Dabiq 9: Pulse aquí para descargar
10"La Ley de Dios o las Leyes de los Hombres"Ramadán - año 143613 de julio de 2015IS: Dabiq 10 - Análisis de la Guardia Civil
Análisis de Dabiq 10: Pulse aquí para descargar
11"Desde las Batallas de Al-Ahzab a la Guerra de las Coaliciones"Du l-qa'da, año 14369 de septiembre 2015IS: Dabiq 11 - Análisis de la Guardia Civil
Análisis de Dabiq 11: Pulse aquí para descargar
12"Solo terror"Samar, año 143718 de noviembre de 2015IS: Dabiq 12 - Análisis de la Guardia Civil
Análisis de Dabiq 12: Pulse aquí para descargar
13"El Rafidah desde ibn Saba al Dajjal"Rabi' al-Thani, año 143719 de enero de 2016IS: Dabiq 13 - Análisis de la Guardia Civil
Análisis de Dabiq 13: Pulse aquí para descargar
14"La Hermandad Apóstata"Rayab, año 143713 de abril de 2016IS: Dabiq 14 - Análisis de la Guardia Civil
Análisis de Dabiq 14: Pulse aquí para descargar
15"Rompiendo la Cruz"Shawwal, año 143731 de julio de 2016IS: Dabiq 15 - Análisis de la Guardia Civil
Análisis de Dabiq 15: Pulse aquí para descargar

La línea ideológica de Dabiq se encuadraba en el wahabismo —una corriente estricta y conservadora del islam, muy relacionada con el salafismo, movimiento que defiende la vuelta del islam a sus orígenes, y con el hanbalismo, una escuela jurídica del islam (madhab) que aboga por una interpretación literal de los textos sagrados y de la jurisprudencia islámica (fiqh); aunque es la madhab más minoritaria, es oficial en Arabia Saudí y Catar—; el takfirismo —el acto por el cual un musulmán, por lo general con un pensamiento de carácter sectario, acusa a otro musulmán de ser un “apóstata”, un “hereje” o un “kafir” (no creyente o infiel) por no seguir correctamente los textos religiosos—; la alimentación del conflicto entre musulmanes sunitas y chiitas, considerados estos últimos por el IS como rafida, término utilizado de forma peyorativa que puede traducirse como “aquellos que rechazan”, en referencia a que los chiitas no reconocen a Abu Bakr as-Siddiq, Umar ibn al-Jattab y a Uthman Ibn Affan como los legítimos sucesores de Mahoma; el yihadismo —entendido como el uso de la fuerza, la violencia y el terrorismo para expandir el islam en el dar al-harb o dar al-Kufr, un término que, aunque no aparece ni el Corán ni en los hadices (los cuales representan los dichos y las acciones del profeta Mahoma), es utilizado para englobar a aquellos países donde la ley islámica o sharia no se encuentra en vigor, en contraposición al dar al-Islam, donde sí lo está—; y el odio hacia los judíos, los cristianos, los ateos y, en general, cualquier religión, ideología, pensamiento, orientación sexual o estilo de vida que no siga la interpretación que el IS hace del islam.

El IS propone realizar la yihad en el sentido de guerra santa: expandir el islam en el dar al-harb.Haz click para twittear

El primer número de Dabiq, publicado el 5 de julio de 2014 según el calendario gregoriano y en el mes de Ramadán, año 1435 de acuerdo al calendario islámico, establecía que el objetivo de la revista era centrarse en cinco conceptos y aspectos del islam: el tawhid, el manhaj, la hijrah o hégira, la yihad y la jama’ah o umma.

El tawhid proclama la existencia de un único Dios (monoteísmo). El manhaj, por su parte, es un término amplio que se utiliza para hablar de la metodología utilizada para analizar, entender y aceptar los textos sagrados, algo fundamental para poder llevar una vida acorde con ellos y alcanzar la verdad. En el marco del manhaj, para los sunitas es de gran importancia seguir el camino iniciado por las tres primeras generaciones de musulmanes (conocidas como salaf): la del profeta Mahoma y sus compañeros (Sahabah), la de sus sucesores (Tabi‘un) y la generación de los sucesores de los sucesores (Tabi‘ al-Tabi‘in), pues gozan de gran autoridad moral.

La hijrah o hégira hace referencia a la “migración” que Mahoma y sus seguidores realizaron de la Meca a Medina (por entonces conocida como Yathrib) en el año 622. Fue un hecho clave para el islam, tanto que supuso el punto de partida de la cronología musulmana. En Medina, Mahoma se convirtió en un líder religioso, político y militar. Poco tiempo después, consiguió, gracias a su ejército, unificar la península arábiga. Así comenzó la conocida como expansión musulmana, que involucró la conquista de Siria, Persia, el Magreb y la península ibérica.

El IS ha recuperado el término hijrah, pero aplicándolo a su propaganda: el grupo terrorista pretende que combatientes extranjeros viajen hasta Irak o Siria y se enrolen en sus filas, con el objetivo de contar con efectivos. Según el coordinador antiterrorista de la Unión Europea, “hay un cierto consenso en que la cifra de foreign fighters”, es decir, de europeos que han viajado hasta territorio del IS, “está en torno a 5.000”, de los cuales “un tercio ha regresado y algo menos de un tercio ha muerto”.

De hecho, el IS llegó a publicar un documento en el año 2015, titulado HIJRAH to the ISLAMIC STATE, al que ha tenido acceso PeriodismoActual.com, que proporcionaba consejos sobre cómo llegar hasta el Califato evitando a las autoridades.

No obstante, la propaganda actual del IS parece haber virado: ya no se enfoca tanto en conseguir que sus afines viajen hasta su territorio, sino que busca incitar que lobos solitarios o células atenten contra los infieles (kuffar) en sus países de origen, mediante el uso de cuchillos, vehículos-ariete o provocando incendios. Este cambio podría deberse a la pérdida de territorio masiva que los terroristas están sufriendo tanto en Irak como en Siria. Según IHS Markit, empresa radicada en Londres que proporciona información crítica y analítica a las principales industrias y mercados que impulsan las economías de todo el mundo, el IS ha perdido el 60 % de su territorio en comparación con la extensión que controlaba en enero de 2015.

El IS pretende que lobos solitarios o células atenten usando vehículos o provocando incendios.Haz click para twittear

Esta disminución ha sido gradual y constante: en enero de 2015 el IS controlaba 90.800 km2; en enero de 2016, 78.000 km2; en enero de 2017, 60.400 km2; y en junio de 2017, 36.200 km2, algo más que la superficie de Bélgica (30.528 km2).

IS Revista Rumiyah Número 3 Página 10-min
La propaganda del IS llama a hacer atentados con vehículos-ariete

Continuando con los conceptos del islam sobre los que la revista Dabiq pretendía enfocarse, la yihad, como se ha explicado anteriormente, es para el IS la comisión de la “guerra santa” contra los infieles, en el sentido más amplio de la palabra. En el primer número de la revista en cuestión se utiliza la aleya (o versículo) treinta y nueve de la sura (o capítulo) ocho del Corán, titulada Los botines de guerra o Al-Anfal, para llamar a la guerra santa. Esta aleya concretamente dice: “Y lucharás contra ellos hasta que no haya fitna [división y guerra en el seno del islam] y sea la religión de Alá la que prevalezca”.

Para que la yihad tenga éxito, el IS recomienda “inmigrar a países con una autoridad central débil” con el fin de usarlos como “base” para reclutar y formar nuevos combatientes. En caso de que la autoridad sea fuerte, se aconseja que “células ocultas” conformadas por “muyahidines” lleven a cabo “largas campañas” de ataques terroristas con el fin de “tomar ventaja de la situación incrementando el caos hasta el punto de conseguir el colapso total del régimen”. Para reforzar esta sugerencia, el sexto número de la revista Rumiyah menciona en una de sus páginas —adjuntada debajo de este párrafo— los daños que el terrorismo provoca en los Estados.

IS Revista Rumiyah Número 6 Página 11

Por último, el término jama’ah o umma puede traducirse como “comunidad”, en el sentido de comunidad formada por un conjunto de personas que profesan el islam.

Profundizando en el asunto mediante el libro de Mohammad Talaat Ghunaimi The Muslim Conception of International Law and the Western Approach, “en el Corán” la palabra umma aparece, generalmente, en referencia a “elementos técnicos, lingüísticos o religiosos de aquellos pueblos que son objeto del plan divino de la salvación”.

No obstante, este significado cambió en la Carta de Medina, escrita por el profeta Mahoma en el año 622. El propósito principal de dicha Carta era poner fin a la lucha entre los clanes rivales Banu Aws y Banu Khazraj. También fue el punto de partida para la creación de una entidad política multirreligiosa en Medina.

En ese contexto, umma se utilizó en dos artículos clave, el primero y el veinticinco. En el artículo uno de la Carta se decía que “los emigrantes [que habían viajado con Mahoma de la Meca a Medina, conocidos como Muhajirun] y los Ansars [los habitantes originarios de Medina convertidos al islam], y presumiblemente aquellos que los seguían, constituían ‘una única umma diferente de otros pueblos’”. Asimismo, el artículo veinticinco especificaba que “los judíos eran una umma junto con los creyentes”. Se cree que, en ese momento, los judíos también estaban incluidos en la umma junto con los musulmanes, y que se mencionaron de forma específica no porque formaran una comunidad paralela a la de los musulmanes, sino “por conveniencia administrativa”. De hecho, los judíos, junto con los cristianos, son considerados dhimmi o Gentes del Libro por los musulmanes, por lo que merecen más respeto que los politeístas o los ateos.

Por tanto, es posible decir que umma llegó a utilizarse para designar a “un Estado poblado casi exclusivamente por musulmanes o cristianos y judíos”.

Sin embargo, la convivencia multirreligiosa establecida en Medina quebró cuando, en el marco de la batalla de la Trinchera del año 627 (parte, a su vez, de las guerras entre musulmanes y Quraysh), los judíos —conocidos como Banu Qudaidah— se aliaron, presuntamente, con los Quraysh y sus aliados. Como consecuencia, fueron acusados de traición y Mahoma ordenó su muerte.

Tras este evento, al que se sumó la expansión del islam por la península arábiga, “el término umma quedó obsoleto y fue reemplazado” por la palabra jama’ah, que puede traducirse como “unidad” o “comunidad” musulmana.

En cualquier caso, la propaganda del IS es totalmente excluyente: cualquier persona que no comulgue con su propia visión del islam no puede pertenecer a la jama’ah; incluyendo los musulmanes considerados kuffar (todo ello a pesar de que el takfirismo “es generalmente rechazado por los seguidores de las interpretaciones principales del islamismo”, según apunta el libro de Raphael Israeli The Internationalization of ISIS: The Muslim State in Iraq and Syria).

Una vez analizados estos cinco conceptos del islam, es inevitable mencionar el último número de Dabiq antes de su desaparición. En él, el IS escribió un artículo acerca de la “fitrah de la humanidad” y de cómo “la mujer occidental está cerca de la extinción”.

La palabra fitrah puede traducirse como “naturaleza humana innata” o “instinto”. Según la revista, la fitrah es “inculcada en el hombre por Alá para ayudarle a distinguir el bien del mal”, al mismo tiempo que permite distinguir entre “monoteísmo y politeísmo, pureza y suciedad, decencia y obscenidad, misericordia y crueldad, justicia y tiranía y verdad y falsedad”.

De igual manera, la fitrah incluye “la circuncisión, el afeitado del vello púbico, la eliminación del vello axilar, el corte de uñas, el afeitado del bigote, el crecimiento de la barba, la limpieza de los dientes, o el lavado de las articulaciones de los dedos”, tal y como marca la suna al-Fitrah, que trata sobre la higiene personal. “En esencia, la fitrah predispone al hombre a mantenerse limpio, sano, sobrio el fiel. También supone la atracción del hombre hacia la mujer y viceversa, al mismo tiempo que somete esta atracción a las leyes del matrimonio, del divorcio y de la esclavitud dictadas por Alá”.

El problema es que, según la revista, desde que tuvo lugar “la Revolución francesa en Occidente y la Revolución de octubre en el este”, las “tierras cristinas” han estado sujetas a “filosofías en guerra total con la fitrah”. De este modo, “las enseñanzas de Darwin, Marx, Nietzsche, Durkheim, Weber y Freud” fueron inculcadas a través de “sistemas educativos e industrias mediáticas diseñadas para producir generaciones sin ningún rastro de fitrah”.

El IS recalca que “a los niños —e incluso a los adultos— se les enseña que la creación del hombre es el resultado de un caos puro; que la historia es el mero fruto de conflictos por los recursos materiales; que la religión es una fabricación producto de hombres de mente simple; que la unidad social familiar se adopta simplemente por conveniencia; y que las relaciones sexuales son la razón última de las decisiones y acciones del hombre”. Estas “filosofías” han conducido a la “destrucción de todas las facetas del fitrah en las tierras del paganismo cristiano”; acabando, asimismo, con la “moralidad”. Todo ello teniendo en cuenta que, ya de por sí, la “religiosidad” cristiana es “corrupta” al estar “hecha de paganismo y escrituras desacreditadas”.

Por ello, el IS recalca que Occidente se ha convertido en un lugar donde “la moral y la sociedad son conceptos puramente relativos que no tienen ningún fundamento o base”; únicamente se mueven al ritmo de lo que dicta el “interés financiero y el instinto sexual”.

A partir de este punto, el texto ataca duramente los derechos de las mujeres y los derechos del colectivo LGTB. Establece que “el papel del hombre y la mujer está mezclado” y que ahora las mujeres, en vez de ser “madres o esposas”, “deben trabajar como un hombre, gobernar como un hombre y tener relaciones sexuales como animales, sin ser conscientes de que su Señor las vigila”.

El escrito prosigue diciendo que la situación ha empeorado todavía más con la “legalización de la marihuana, el bestialismo [también conocido como zoofilia], el transexualismo, la sodomía, la pornografía, el feminismo y otros males, permitiendo a los paganos cristianos de Europa, América y Australia romper récords criminales”, incluyendo el de “Sodoma y Gomorra”, las dos ciudades que, de acuerdo al Antiguo Testamento, fueron destruidas “con todos sus moradores” cuando “Jehová hizo llover” sobre ellas “azufre y fuego” por haberse convertido en inmorales.

Según el IS, no hay nada peor que “los sodomitas”, ya que representan “lo opuesto a la fitrah”. Además, el grupo terrorista cercena la libertad al considerar “malditos” a los “hombres que emulan a las mujeres y a las mujeres que emulan a los hombres”, en clara referencia al travestismo y la transexualidad.

No obstante, sostiene que, a pesar de la educación recibida, siempre queda “escondido en la oscuridad profunda” de las personas “un diminuto rastro de fitrah enterrado dentro de un corazón muerto que espera la guía necesaria para eliminar las imperfecciones provocadas por el paganismo cristiano y el ‘modernismo’ occidental”. Esta “guía” es el islam: el IS señala la sura número treinta, aleya treinta, que establece que esta es “la religión correcta, aunque la mayoría de los hombres lo ignoran”.

La “justificación” del IS a los ataques terroristas yihadistas: “A los musulmanes se les ha ordenado aterrorizar a los enemigos de Alá”

En un artículo de cuatro páginas titulado Why We Hate You & Why We Fight You (en español: ¿Por qué os odiamos y os combatimos?) el IS explica los motivos por los que anima y promueve los atentados terroristas en Occidente.

Dabiq 15 - Why We Hate You & Why We Fight You

El IS comienza alabando la masacre de la discoteca Pulse de Orlando, perpetrada por Omar Mir Seddique Mateen el 12 de junio de 2016. Los terroristas afirman que fue un “crimen de odio” ya que “los musulmanes, sin duda, odian a los sodomitas liberales”, como son odiados por todos aquellos que “tengan una pizca de su fitrah todavía intacta”. También aceptan que este crimen fue “un acto de terrorismo”, pues “los musulmanes deben aterrorizar a los enemigos de Alá”. Sin embargo, rechazan que fuera un “acto de violencia sin sentido”, ya que los ataques terroristas cometidos por los “muyahidines” sí tienen sentido; y pensar lo contario es, según ellos, algo “opuesto a los hechos y al sentido común”, consecuencia de la “propaganda” lanzada por los políticos, que solo aspiran a “obtener tanto votos como puedan para el próximo ciclo electoral”.

El artículo, a continuación, pasa a explicar los motivos por los que el grupo terrorista llama a realizar atentados. Sorprendentemente, las razones principales no tienen que ver con la “política exterior” de los países occidentales en Oriente Próximo y Oriente Medio, ya que el IS considera esto algo “secundario”. En contraste, tienen que ver esencialmente con elementos religiosos.

El primer motivo esgrimido por el IS para justificar los atentados terroristas en suelo occidental es el “rechazo a la unidad de Alá”; es decir, al principio monoteísta del islam conocido como tawhid, por el cual Dios es Uno (al-ʾAḥad) y Único (al-Wāḥid). Este principio entra en conflicto con el dogma de la Santísima Trinidad de la mayoría de las iglesias cristinas, que sostiene que Dios es un ser único que existe como tres personas distintas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, algo considerado “diabólico” por el IS, lo que le obliga a “declarar abiertamente su odio y enemistad”. Para apoyar esta afirmación, el texto hace uso de la sura sesenta, aleya cuatro, que dice: “Os declaramos el odio y la enemistad para siempre mientras no creáis en Alá solamente”.

La “no creencia” en Alá, es “la razón principal” que alimenta el odio del IS. El objetivo es “luchar” hasta conseguir que los que “no creen se sometan a la autoridad del islam, ya sea convirtiéndose en musulmanes o pagando la yizia”, un impuesto anual per cápita que los Estados islámicos obligan a pagar a ciertas personas no musulmanas —dhimmis— que residen permanentemente en tierras sujetas a la ley islámica (dar al-Islam).

Ahora bien, el IS especifica que el pago de la yizia significaría también vivir bajo “la humillación del gobierno de los musulmanes”. Es decir, que “incluso dejando de luchar contra [los yihadistas], el mejor de los escenarios [para los occidentales no convertidos al islam] sería un alto el fuego en los ataques, pero [los yihadistas] se centrarían [entonces] en amenazas más inmediatas y cercanas”. Por tanto, la conversión masiva de la humanidad al completo al islam sería la única manera de “detener indefinidamente la guerra contra [los no conversos]”; todo lo demás “solo es retrasar [el fin de la guerra] temporalmente”.

Curiosamente, en este punto el IS utiliza parte de la sura número dos (llamada La Vaca), aleya ciento noventa y tres, para justificar su posición. Dicha aleya manifiesta lo siguiente: “Combatidlos hasta que cese la sedición y triunfe la religión de Alá”; sin embargo, en la revista no se menciona la segunda parte, que dice así: “Pero si dejan de combatiros que no haya más enemistad, excepto con los agresores”.

Es destacable el hecho de que en uno de los últimos vídeos de propaganda del IS, lanzado para hacer apología de los atentados de Cataluña de 2017 —y que puede visualizarse debajo del párrafo siguiente—, uno de los portavoces del grupo terrorista —identificado como Abu Salman al Andalusi— asegura que: “Nuestra guerra contra vosotros es hasta siempre, hasta el fin del mundo”; sin embargo, también ordena a España salir “fuera de la unión de cristianos [en referencia a la participación del país en la Combined Joint Task Force – Operation Inherent Resolve, la coalición militar que participa en la guerra contra el IS]” porque “si no, nunca [os dejaremos] tranquilos, nunca jamás”. De estas palabras se desprende que, aunque España abandonara la coalición, los terroristas seguirían atentando, puesto que el IS ha declarado la guerra “hasta el fin del mundo”.

Además, otro portavoz, identificado como Abu Laiz al Qurtubi —hijo de la española Tomasa Pérez Mollejas y del marroquí Abdelah Ahram—, termina el vídeo asegurando que “al-Ándalus volverá a ser lo que fue, tierra de califato”. Lo cual significa, de nuevo, que la salida de España de la coalición militar que lucha contra el IS no significaría el fin de la amenaza terrorista en el país.

El segundo motivo esgrimido por el IS para justificar sus ataques es la existencia de “sociedades seculares y liberales que permiten las cosas que Alá ha prohibido al mismo tiempo que prohíben muchas de las cosas que Él ha permitido”. En estas sociedades se produce una separación entre las instituciones religiosas y las concernientes al Estado, lo que, para el IS, “otorga suprema autoridad a los caprichos y los deseos [terrenales]”.

Los representantes políticos también son censurados por los yihadistas, ya que “roban a Alá su derecho a ser obedecido”, lo que “ha llevado a tolerar e incluso a apoyar los ‘derechos homosexuales’”, así como a permitir “el alcohol, las drogas, la fornicación o los juegos de azar”, haciendo que “la usura se extienda”. Como consecuencia, la guerra del IS contra Occidente tiene por objetivo impedir la difusión del “secularismo, el nacionalismo, los valores pervertidos, el cristianismo, el ateísmo y [en general] toda la depravación y corrupción” occidental en las sociedades musulmanes.

El tercer motivo tiene que ver con el ateísmo. El IS “odia” a los ateos porque “no creen en la existencia del Señor y Creador”, a pesar de que presencian “las asombrosas e inexplicables precisas leyes físicas que gobiernan el universo entero”.

Asimismo, el IS afirma que los ateos pretenden conseguir que aquellas personas que “reconocen que las sorprendentes señales que pueden verse día tras día son creación del Sabio Creador que todo lo Conoce” sean “culpadas, ridiculizadas y condenadas al ostracismo”.

El cuarto motivo está relacionado con “los crímenes” cometidos por los occidentales “contra el islam”, entre los que se encuentran “burlas hacia la fe” islámica; “insultos a los profetas de Alá”, entre los que se encuentran “Noé, Abraham, Moisés, Jesús y Mahoma”; “quemas del Corán”; y menosprecio hacia la sharia. Para el IS, todos estos comportamientos tendrán “represalias”, y no a través de “consignas y pancartas, sino mediante balas y cuchillos”.

El quinto motivo pertenece al campo de la política exterior, si bien es considerado, como se ha mencionado anteriormente, algo secundario. Se basa en “los crímenes cometidos contra los musulmanes”; específicamente aquellos llevados a cabo a través de drones y “aviones de combate que bombardean, matan y mutilan” musulmanes “alrededor del mundo”. Así, el IS dice luchar para evitar la muerte de “hombres, mujeres y niños” y para “vengar a los incontables musulmanes que han sufrido como consecuencia de los actos” de Occidente.

El sexto y último motivo que “justifica” los ataques reivindicados por los terroristas en países occidentales especifica que “mientras quede un centímetro de territorio por recuperar, la yihad seguirá siendo una obligación personal para cada musulmán”. Por lo que —avisa el IS— “aunque ustedes [los occidentales] dejaran de bombardearnos, de aprisionarnos, de torturarnos, de humillarnos y de usurpar nuestras tierras, seguiríamos odiándolos porque la razón principal para odiarles no dejaría de existir hasta que no aceptaran el islam”.

Los yihadistas finalizan el artículo explicando que su lucha tiene como objetivo final “sacar de las tinieblas” a los no musulmanes, con el fin de “llevarles hasta la luz del islam” y hacer que “puedan disfrutar tanto de las bendiciones de la vida terrenal como de la bienaventuranza del Más Allá”, por lo que afirman no ser “monstruos sin lógica”, “por mucho que algunos periodistas liberales lo quieran hacer creer”.

El IS llama a “inyectar veneno en los productos de los centros comerciales”

Un documento publicado en los canales de propaganda del autodenominado Estado Islámico, titulado Knights of lone jihad 2 (en español: Caballeros de la yihad solitaria 2), llama a los musulmanes que viven en el dar al-Harb a hacer la yihad en sus países de origen. Para ello, el escrito —al que ha tenido acceso PeriodismoActual.com— anima a los radicales religiosos recordando una vez más la masacre de la discoteca Pulse de Orlando, en la que “más de cincuenta sodomitas fueron eliminados y varios fueron heridos”, todo ello a pesar de que EE. UU. es el país “con la mejor tecnología”.

IS Propaganda - Knights of the Lone Jihad 2

El IS no llama a realizar grandes atentados, sino a “infundir el terror en los corazones negros” de los infieles a través armas simples como “un cuchillo” o “un vehículo”. La estrategia a seguir es atacar a “multitudes” que se reúnan en “fiestas” o que se concentren en “plazas públicas”.

Además, especifica que también es posible “inyectar veneno en los productos de los centros comerciales” o “salir por la noche e incendiar aquellos lugares donde se estén practicando” actos inmorales.

Este documento menciona a España en tres ocasiones: para recordar los atentados de Cataluña del pasado agosto y para alentar la yihad en este país, ya que no se olvida “la sangre derramada de los musulmanes contra las cruzadas españolas”.

El gran odio del IS a los derechos de las mujeres: “En Occidente la mujer de verdad es una criatura en peligro de extinción”
5 (100%) 2 votos

Comentarios

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry, you must be logged in to post a comment.