Portada Revista IS Rumiyah 5

Hace años el IS (sigla de Islamic State o Estado Islámico) y AQAP (sigla de Al Qaeda en la península arábiga) pusieron a toda máquina todo su poder propagandístico para divulgar y justificar sus ataques terroristas; además, ambos grupos utilizan sus tentáculos en el entorno online para aleccionar tanto a potenciales muyahidín —acercándolos al wahabismo, al salafismo y al hanbalismo, que representan las visiones más estrictas del islam— como a terroristas convencidos que están dispuestos a atentar y únicamente buscan en internet ideas para ello.

Actualmente la maquinaria propagandística de ambos grupos continúa a plena potencia y está distribuida principalmente en internet, pues la red de redes permite llegar a un gran número de personas de forma relativamente sencilla, barata y segura si se toman las debidas precauciones.

De todos los elementos de propaganda del IS y de AQAP destacan dos revistas: Rumiyah (Roma en árabe) e Inspire. La primera pertenece al IS y fue lanzada el 6 de septiembre de 2016. Está disponible en varios idiomas, incluyendo el inglés y el francés. Sustituye a Dabiq, revista insignia del grupo wahabita caída en desgracia después de que el autoproclamado califato perdiera la ciudad siria de Dabiq en octubre de 2016, como consecuencia de la ofensiva de Dabiq, en la que participaron las Fuerzas Armadas de Turquía en conjunción con facciones del Ejército Libre Sirio.


Información sobre los números de la revista del IS Rumiyah

NúmeroFecha de la publicación (calendario islámico)Fecha de la publicación (calendario gregoriano)Número de páginasDescargar análisis realizado por la Guardia Civil
1Dhul-Hijjah, año 14375 de septiembre de 201638
Análisis de Rumiyah 1: Pulse aquí para descargar
2Muharram, año 14384 de octubre de 201638
Análisis de Rumiyah 2: Pulse aquí para descargar
3Shawwal, año 143811 de noviembre de 201646
Análisis de Rumiyah 3: Pulse aquí para descargar
4Rabi al-Awwal, año 14387 de diciembre de 201640
Análisis de Rumiyah 4: Pulse aquí para descargar
5Rabi al-Akhir, año 14386 de enero de 201744
Análisis de Rumiyah 5: Pulse aquí para descargar
6Jumada al-awwal, año 14384 de febrero de 201744
Análisis de Rumiyah 6: Pulse aquí para descargar
7Jumada al-akhirah, año 14387 de marzo de 201738
Análisis de Rumiyah 7: Pulse aquí para descargar
8Rajab, año 14384 de abril de 201748
Análisis de Rumiyah 8: Pulse aquí para descargar
9Sha'ban, año 143817 de mayo de 201758
Análisis de Rumiyah 9: Pulse aquí para descargar
10Ramadan, año 143817 de junio de 201746No disponible
11Shawwal, año 143813 de julio de 201760No disponible
12Dhu al-Qidah, año 14386 de agosto de 201746No disponible
13Du l-hiyya, año 14389 de septiembre de 201744No disponible

Inspire, por otra parte, está vinculada con AQAP. Es una revista veterana: su primer número data de junio de 2010. Esta antigüedad hace que sea muy interesante, pues muestra cómo ha ido variando Al Qaeda, organización hoy en día superada mediáticamente por IS, pero todavía poderosa —de hecho, controla grandes extensiones de terreno en Yemen bajo el nombre de Ansar al-Sharia y Al Qaeda en la península arábiga—. A lo largo de sus diecisiete números, Inspire ha tratado temas tan dispares como la muerte de prominentes líderes de Al Qaeda, como Osama bin Laden, Anwar al-Awlaki o Samir Khan, editor de la propia revista; la importancia de conocer métodos de anonimato y seguridad en internet; o la preparación de atentados de muy diversa índole. Este último hecho es muy preocupante: se ha demostrado que varios actos terroristas han sido ejecutados siguiendo las instrucciones de Inspire.


Información sobre los números de la revista de AQAP Inspire

NúmeroTítulo de la portada en españolFecha de la publicación (calendario islámico)Fecha de la publicación (calendario gregoriano)Descargar análisis realizado por la Guardia Civil
1¡Que nuestras almas sean sacrificadas por vosotros!Rayab, año 143130 de junio de 20101.-Analisis-Inspire-1
Análisis de Inspire 1: Pulse aquí para descargar
2Fotos de las operaciones en AbyanDu l-qa'da, año 143111 de octubre de 20102.-Analisis-Inspire-2
Análisis de Inspire 2: Pulse aquí para descargar
34.200 $: Los objetivos de la Operación Hemorragia | Detalles técnicos | Imágenes exclusivasDu l-hiyya, año 143120 de noviembre de 20103.-Analisis-Inspire-3
Análisis de Inspire 3: Pulse aquí para descargar
4Normas sobre la expropiación de bienes: la riqueza de los incrédulos del dar al-harbSafar, año 143216 de enero de 20114.-Analisis-Inspire-4
Análisis de Inspire 4: Pulse aquí para descargar
5El tsunami del cambio: La revolución que se está desarrollando ha traído consigo una ola de cambios. Explicado por el jeque Anwar [al-Awlaki]Rabi' al-Thani, año 143229 de marzo de 20115.-Analisis-Inspire-5
Análisis de Inspire 5: Pulse aquí para descargar
6Tristeza, alegría y ambición: ¿Cómo reaccionaron los muyahidines al martirio del jeque Osama [bin Laden]? ¿Qué significa para el futuro?Shaabán, año 143218 de julio de 20116.-Analisis-Inspire-6
Análisis de Inspire 6: Pulse aquí para descargar
7La mayor operación especial de todos los tiemposShawwal, año 143227 de septiembre de 20117.-Analisis-Inspire-7
Análisis de Inspire 7: Pulse aquí para descargar
8Objetivo: Habitantes del dar al-harb. El jeque Anwar [al-Awlaki] se pronuncia sobre la decisión de atacar a los habitantes de los países que están en guerra con los musulmanesYumada al-Thania, año 14332 de mayo de 20128.-Analisis-Inspire-8
Análisis de Inspire 8: Pulse aquí para descargar
9Ganando en la tierra: ¿Tiene alguna importancia en la validación de las afirmaciones de Obama el asesinato de altos mandatarios yihadistas? Después de una década de feroz guerra, ¿quién tiene más derecho a la seguridad?Yumada al-Thania, año 14332 de mayo de 20129.-Analisis-Inspire-9
Análisis de Inspire 9: Pulse aquí para descargar
10Todos somos Osama [bin Laden]: América, has transmitido el mensaje del jeque Osama [bin Laden] de que eres verdaderamente el enemigo del islamRabi' al-Thani, año 143428 de febrero de 201310.-Analisis-Inspire-10
Análisis de Inspire 10: Pulse aquí para descargar
11Quién y por qué: Lo inevitable | Mensaje a la nación americana | Inspirados por 'Inspire'Rayab, año 143430 de mayo de 201311.-Analisis-Inspire-11
Análisis de Inspire 11: Pulse aquí para descargar
12Destruido: Una historia sobre el cambioYumada al-Wula, año 143514 de marzo de 201412.-Analisis-Inspire-12
Análisis de Inspire 12: Pulse aquí para descargar
13Neurotmesis: Cortar los nervios y aislar la cabezaRabi' al-Awwal, año 143624 de diciembre de 201413.-Analisis-Inspire-13
Análisis de Inspire 13: Pulse aquí para descargar
14Operaciones de asesinato: Diseño de una granada de mano | Los negros en América | Charlie Hebdo - Un análisis militarDu l-qa'da, año 14369 de septiembre de 201514.-Analisis-Inspire-14
Análisis de Inspire 14: Pulse aquí para descargar
15Asesinatos profesionales. Fabricación de explosivos para asesinatos en hogares: cartas bomba, bombas magnéticas para coches y bombas-trampa para puertas | Entrevista exclusiva con el jeque Abu-Khubeib As-SudaniShaabán, año 143714 de mayo de 201615.-Analisis-Inspire-15
Análisis de Inspire 15: Pulse aquí para descargar
16Las operaciones del 17 de septiembre [de 2016]Safar, año 143812 de noviembre de 201616.-Analisis-Inspire-16
Análisis de Inspire 16: Pulse aquí para descargar
17Operaciones de descarrilamiento de trenes: Diseño de una herramienta de descarrilamiento | Entrevista con el jeque Abu Mus'ab Abdul-Wadood | Consejos para los potenciales mártiresDu l-qa'da, año 143813 de agosto de 2017No disponible

Los hermanos Tamerlán y Dzojar Tsarnaév, por ejemplo, aprendieron a fabricar bombas usando ollas a presión gracias al artículo titulado Make a bomb in the kitchen of your Mom, que apareció en el primer número de la revista. Posteriormente, colocaron los artefactos explosivos improvisados cerca de la línea de meta del conocido maratón de Boston el 15 de abril de 2013. Su explosión provocó la muerte de tres personas y 282 heridos.

Asimismo, los atentados en Nueva York y Nueva Jersey de 2016, perpetrados por Ahmad Khan Rahami, estadounidense de 28 años de origen afgano, fueron cometidos siguiendo directrices de Inspire. En el número 16 de la revista se hace un análisis detallado de estos ataques —adjuntado debajo de este párrafo—, así como del apuñalamiento masivo llevado a cabo por el somalí-americano de 22 años Dahir Adan en un centro comercial de Minnesota el 17 de septiembre de 2016, si bien en este último caso el IS reivindicó el ataque a través de su agencia de noticias Amaq.

Inspire-16-Inspire-Guide

Los incrementos en la seguridad, los cambios legislativos, la preparación de las fuerzas de seguridad y las actuaciones de las agencias de inteligencia hacen muy difícil que hoy en día se pueda repetir un ataque a gran escala similar al ocurrido el 11 de septiembre de 2001. Por ello, el yihadismo mundial —a través de Rumiyah, Inspire, y otros canales— apuesta por un terrorismo de baja intensidad cometido por lobos solitarios o células mediante el uso de instrumentos cotidianos —como cuchillos, bombas caseras o vehículos—. Este tipo de ataques también pueden llegar a ser muy mortíferos y son difíciles de evitar; además, producen miedo en la sociedad ya que pueden afectar a cualquier persona, en cualquier momento y en cualquier lugar.

De todos los métodos propuestos hay tres que, por el momento, no han sido utilizados o solo se han utilizado para realizar ataques menores sin víctimas, pero podrían llegar a causar una gran alarma y conmoción: el incendio de edificios residenciales, hospitales o lugares de ocio, el descarrilamiento de trenes y el envenenamiento de comida en los supermercados. El yihadismo está promoviendo la ejecución de todos ellos a través de sus elementos de propaganda.

El primero de ellos, la comisión de incendios deliberados en lugares habitados, fue extensamente patrocinado por el IS en el número cinco de Rumiyah. El IS no solamente proporciona instrucciones precisas sobre cómo debería llevarse a cabo este ataque —las cuales se analizarán posteriormente—, sino que en la misma publicación pueden encontrarse dos artículos, titulados Collateral Carnage y The Flames of Justice, que tratan de convencer a personas radicalizadas pero dubitativas sobre este método de atentar.

El IS admite que puede haber musulmanes contrarios a la perpetración de incendios deliberados en lugares habitados al ser un método de ataque no selectivo, lo que significa que puede acabar con la vida de múltiples personas, incluyendo la de mujeres y niños que, en principio, están protegidas por la sharía. A partir de este punto, el objetivo del grupo terrorista es hacer creer al potencial terrorista que incendiar un edificio lleno de personas está plenamente justificado.

En Collateral Carnage —artículo que se puede leer debajo de este párrafo— el IS establece que la sharía es una ley divina y perfecta que rige de manera completa la vida de la gente porque “no hay duda alguna acerca de su autoridad y ninguna sospecha de su perfección”. A partir de ahí, se recuerda que Alá ordenó el asesinado de todos los mushrikin (término traducido como “asociadores” o “politeístas”), para lo cual se cita la sura 9 aleya 5, que dice así: “Y cuando hayan pasado los meses inviolables [sagrados], matad a los asociadores donde quiera que los halléis. Capturadlos, sitiadlos y tendedles toda clase de emboscadas”.

Rumiyah-5-Collateral-Carnage

Algunos estudiosos del islam mencionan que no todos los no musulmanes son mushrikin y que, en todo caso, la aleya ha de entenderse en su contexto, totalmente diferente al actual, en el cual la península arábiga estaba repleta de pueblos preislámicos, algunos hostiles con la nueva religión. Además, el IS manipula los textos religiosos al no mencionar la aleya siguiente, la 9:6, que dice así: “Y si alguno de los mushrikin busca tu protección, recíbelo hasta que haya escuchado la palabra de Alá y luego hazlo llegar hasta un lugar en el que esté seguro. Eso es porque ellos son gente que no sabe”, lo cual podría significar que el Corán no llama a asesinar directamente a los mushrikin.

Sin embargo, la interpretación literal de los textos que hace el IS, junto con la manipulación, lleva a entender que todos los no musulmanes han de ser asesinados. No obstante, la revista advierte que hay una excepción a esta regla: las mujeres y los niños, aunque también existen excepciones a esta excepción: las mujeres pueden ser asesinadas por cometer asesinatos o adulterio y “no hay desacuerdo entre los musulmanes” sobre este punto. Además, “es necesario matar a aquellas mujeres y niños que participen en la guerra contra los musulmanes”. Y esta es la clave que permite su ejecución, pues la participación puede ser meramente pasiva; así, el IS señala que Mahoma ordenó matar a Fartana y Quraybah, dos esclavas de Abdallah bin Khatal —un recaudador de impuestos musulmán que cometió traición contra el Estado de Medina por desertar a La Meca y convertirse en un apóstata—, únicamente por cantar canciones satíricas sobre el profeta (aunque finalmente Quraybah se convirtió al islam y fue indultada).

Como puede haber reticencias en torno al concepto abstracto de “participación pasiva” —aunque es muy usado por el yihadismo; como veremos más adelante, Al Qaeda integra en “participación pasiva” a todos los ciudadanos de los países que están “en guerra con los musulmanes”, únicamente porque pagan impuestos para soportar a sus Gobiernos—, el IS proporciona otra clave que justifica el asesinato de mujeres y niños: “Cuando no están claramente aislados de los hombre kuffar [infieles] o no son fácilmente distinguibles, su muerte colateral es una parte justificada de la yihad contra los kuffar”. El artículo pone de ejemplo el uso de catapultas, utilizadas “durante la vida del propio profeta” y que “no distinguen a sus objetivos, al igual que la mayoría de los misiles y explosivos de hoy en día”.

El mismo argumento de la “participación pasiva” se repite en el artículo The Flames of Justice, adjuntado debajo de este párrafo. En él, el IS admite que puede haber musulmanes que no estén de acuerdo en provocar incendios en tanto en cuento los textos sagrados del islam sugieren que Alá prohibió quemar a “cualquier cosa con alma” (por ello los musulmanes no practican la cremación de cadáveres). Sin embargo, el grupo terrorista explica que hay una excepción a esta norma: la ley del Talión, conocida en el mundo islámico como quisas, la cual aparece en la sura 16 aleya 126: “Si castigáis, castigad de la misma manera que se os ha castigado” (en referencia a los bombardeos perpetrados por los Estados participantes en la intervención militar contra el IS).

Rumiyah-5-The-Flames-of-Justice

El texto también trata de desprestigiar a todos aquellos musulmanes que se oponen a la que quema de personas, tachándolos de tawaghit y de Sahwat, dos términos muy utilizados por el grupo terrorista para aludir a aquellos musulmanes “idólatras” que, de una forma u otra, cooperan con el “imperialismo cultural occidental”; es decir, son unos “traidores” a ojos del IS. En todo caso, esta lucha sobre el ser musulmán es muy antigua: desde los inicios de esta religión (con la primera fitna) hay divergencias sobre quién es un verdadero musulmán o un falso musulmán. El IS rechaza a todos aquellos que no acepten plena y totalmente su visón del islam y su ideología.

Prosiguiendo con el artículo The Flames of Justice, el grupo wahabita invoca a figuras muy importantes de los primeros años del islam como Abu Bakr as-Siddiq, suegro de Mahoma —pues era el padre de Aisha bint Abi Bakr, una de las esposas del profeta— y sucesor de este. Con Abu Bakr as-Siddiq como califa varias tribus árabes de la península arábiga —que había sido conquistada por Mahoma en lo que denomina la expansión musulmana— se rebelaron y, además, comenzaron a surgir autoproclamados profetas, envidiosos de las riquezas y el poder que Mahoma había copado, como Musailimah o Tulayha. Como consecuencia se iniciaron las guerras Ridda, ganadas por el califato ortodoxo. De acuerdo al IS, en el marco de estas guerras Abu Bakr as-Siddiq, así como Jálid ibn al-Walid, un alto militar, quemaron a personas opuestas al califato ortodoxo; además, también quemaron a “sodomitas por la ira de Alá y como disuasivo para otros sodomitas”. Estas acciones, llevadas a cabo por figuras prominentes del islam, justifican para el IS los asesinatos mediante incendios.

Por último, el escrito menciona al piloto de la Real Fuerza Aérea Jornada Muath Al-Kasasbeh, capturado por el grupo terrorista en la Nochebuena del año 2014 y quemado vivo dentro de una jaula el 3 de enero de 2015. Especifica que si bien algunos “teóricos” argumentan que “no todos los pilotos y soldados idólatras han participado en la quema de musulmanes”, debería tenerse en cuenta que todos los integrantes de la intervención militar contra el IS “forman una parte inseparable del grupo de apóstatas”; es decir, la suma de los integrantes da lugar a una “fuerza colectiva” que justifica que puedan morir quemados vivos al haber “bombardeado” —de forma directa o de forma indirecta al permitir las operaciones militares— “el dar-al-islam con fuego brutal”, por lo que para el grupo terrorista no hay ninguna duda de que este asesinato se cometió en base a las normas del islam.

Por si todavía queda alguna duda acerca de la ejecución de incendios deliberados, el IS recuerda que los kuffar y los shirk (idólatras) son “maldecidos por Alá y por todos los ángeles”.

Además de la labor de convicción que el grupo wahabita realiza en los dos artículos analizados, la revista explica de forma pormenorizada cómo llevar a cabo los “ataques incendiarios”. Comienza aludiendo a su eficacia, ya que “han jugado un papel importante en la guerra moderna y en la guerra de guerrillas”. De la misma manera, pueden ser realizados por “lobos solitarios” y no deben ser menospreciados ya que “han sido la causa de destrucción de pueblos, vecindarios, propiedades —tanto públicas como privadas—, a la par que se han cobrado muchas vidas”.

Al menos ya se ha producido un ataque de estas características reivindicado por el IS; sin embargo, no dejó víctimas ya que el objetivo fue una fábrica de muebles localizada en Losino-Petrovsky, una ciudad rusa situada al noreste de Moscú. Según la prensa rusa, “el incendio comenzó en torno a las 23:00 horas del 14 de noviembre de 2016. Los bomberos llegaron rápidamente al lugar y lo apagaron, pero se reactivó de nuevo”. Como resultado, no pudo extinguirse definitivamente hasta el 17 de noviembre. El vídeo inferior corresponde a la situación del incendio el día 16.

A pesar de que no hubo víctimas, la fábrica quedó muy dañada, por lo que “muchos residentes de la ciudad perdieron sus trabajos”. Precisamente las consecuencias económicas de los ataques son una obsesión para el IS, y así lo hace ver en su propaganda: el incendio de la fábrica de muebles lo tacha de “destructivo y sencillo” porque “causó grandes pérdidas financieras a los cruzados rusos”. Por otro lado, en un vídeo llamado No Respire —del que se incluye un fragmento tras este párrafo— los yihadistas se jactan del alto coste —tanto económico como en vidas humanas— que ha supuesto la guerra contra el terrorismo.

Para señalar los estragos que el fuego puede causar a un Estado la revista cita la ola de incendios —tanto forestales como urbanos— que asoló Israel a finales de noviembre de 2016. Afectó principalmente a los montes de Judea, la llanura de Sharon y la ciudad de Haifa. En este último lugar el fuego dejó a más de 1.500 personas sin hogar tras engullir más de 77 edificios. Aunque no todos los incendios fueron intencionados, el primer ministro Benjamín Netanyahu advirtió de que “cualquier incendio provocado o incitación a ello es terrorismo en todos los sentidos de la palabra”.

Con este último ejemplo el IS recalca la facilidad con la que se puede “aterrorizar a una nación entera” haciendo uso de “materiales simples y de fácil acceso”. Así, los “ataques incendiarios” son una gran opción para “cualquiera que quiera unirse a la justa campaña de terror contra los cruzados”, “destruyendo sus propiedades y, en algunos casos, matándolos, enviándolos mediante el fuego de este mundo al fuego del infierno”.

Para la ejecución de los ataques Rumiyah propone utilizar material rudimentario: cócteles molotov rellenos de napalm casero. El fin último es evitar levantar cualquier tipo de sospecha y hacer que las ‘operaciones’ sean rápidas y baratas; así, el muyahidín solamente necesita “adquirir el producto inflamable que desea usar, seleccionar su objetivo y determinar el mejor momento para actuar”. Además, los cócteles molotov “pueden ser útiles en una larga campaña contra los cruzados”.

El IS proporciona tres simples pasos para preparar un cóctel molotov: llenar una botella de vidrio con gasolina utilizando un embudo, dejando un pequeño espacio sin llenar; introducir un trozo de tela hasta el fondo del recipiente, dejando salir una porción del mismo empapada de gasolina para que posteriormente pueda prenderse sin dificultad; y sellar la boca de la botella para impedir que la gasolina pueda salirse. El arma arrojadiza ya estaría terminada: para utilizarla únicamente se debería prender el trozo de tela y lanzar contra una superficie dura con el fin de romper la botella y provocar la ignición de la gasolina.

No obstante, el grupo terrorista recalca que esta arma tiene un defecto: la rapidez con la que se quema la gasolina. Por ello, anima a preparar ‘napalm’ casero o, lo que es lo mismo, convertir la gasolina en una sustancia pegajosa que arda más lentamente para que, “con el permiso de Alá, el objetivo se incendie adecuadamente”. Para ello el IS recomienda mezclar poliestireno con gasolina, aunque también es posible usar “materiales tan comunes como detergentes líquidos para la ropa o lavavajillas líquidos”.

La revista señala varias ubicaciones ideales para perpetrar incendios: casas y edificios de apartamentos; áreas forestales adyacentes a zonas residenciales; fábricas de automóviles, muebles o ropa; hospitales; bares; clubes de baile u ocio nocturnos; bancos; escuelas; universidades; iglesias, etc. “Las opciones son amplias; no hay excusa para retrasar la acción”, especifica el artículo, que añade algunos consejos para cometer el crimen, como son “vigilar el objetivo a incendiar con tal de establecer la hora exacta en la que se debe llevar a cabo la ‘operación’”, aunque lo recomendable es realizarla a altas horas de la madrugada, “cuando la gente está generalmente dormida”.

En el caso de edificios residenciales y, en general, “cuando el objetivo es causar víctimas mortales”, antes de ejecutar el ataque es necesario identificar todas las salidas del inmueble, incluyendo las de emergencia, para provocar incendios en ellas, lo que “evitará cualquier oportunidad de escapar a las llamas”. Adicionalmente, el fuego deberá iniciarse “en las plantas bajas de las edificaciones”, preferiblemente rascacielos, para impedir que las personas que moran en su interior “puedan escapar por las escaleras; su única opción será saltar por las ventanas, muchas de ellas situadas a una altura considerable”.

Con respecto a aquellos edificios provistos de seguridad, el autodenominado Estado Islámico aconseja a sus ‘soldados’ entrar en ellos violando la seguridad y esconderse en su interior “hasta que sea el momento propicio para llevar a cabo el plan”. En todo caso, siempre es recomendable “llevar a cabo múltiples incendios” con el fin de “maximizar el terror”.

Otro aspecto importante es la reivindicación del ataque. Los muyahidines del IS deben estar seguros de que no hay dudas en la autoría del ataque; por ello, deben llevar consigo un “spray o un rotulador y escribir algunas palabras en una pared o suelo cercano al blanco, declarando que el ataque ha sido llevado a cabo por un soldado del Estado Islámico”. Otra opción es “preparar un simple trozo de papel con el mismo mensaje, en el que se pueden incluir palabras de burla que enfurecerán a los incrédulos, pegarlo a un ladrillo y lanzarlo a una ventana de una propiedad cercana”.

El IS, a sus muyahidines: “comprad derivados del cianuro e inyectadlo en los alimentos”

“Sabed que el califato no tiene fronteras ni se encuentra solo en Siria o Irak, pues en cada rincón el mundo hay un soldado del Estado Islámico”. Así comienza la amenaza lanzada por el grupo terrorista en uno de sus canales de propaganda. Está dirigida a los yihadistas residentes en el dar al-harb que no puedan realizar la hijra [migración al territorio controlado por el IS] “porque los cruzados lo impiden”.

En este texto —que puede leerse íntegramente debajo de este párrafo—, el IS anima a las personas radicalizadas a atentar de cualquier manera, ya sea “con un artefacto explosivo, una bala, un cuchillo, un coche o una roca”. No obstante, de todos los métodos posibles el escrito señala uno: el envenenamiento de alimentos. Así, recomienda que los yihadistas compren “en tiendas online o físicas derivados del cianuro y lo disuelvan en agua para contaminar alimentos, especialmente frutas, verduras y otros que absorban líquidos”.

Para ejecutar el ataque, se recomienda “comprar un par de jeringas”, llenarlas de la mezcla e ir a un supermercado a una hora donde haya poca gente. Tras tomar unos productos con el fin de no levantar sospechas, el muyahidín debe insertar la mezcla en los alimentos, ocultándolos a poder ser debajo de las mangas de una camiseta para eludir las posibles cámaras de seguridad. Esto servirá para cumplir la promesa del IS, que es “prolongar el estado de alarma, terror, miedo y pérdida de seguridad” en los países “cruzados”, que realmente “no han visto nada” de lo que el grupo terrorista puede llegar a hacer.

AQAP enseña a crear un “descarrilador” casero

En el número 17 de Inspire Al Qaeda en la península arábiga (AQAP) se enfoca en los medios de transporte, los cuales han contribuido a crear “un único campo de batalla” mundial. Debido a la dificultad de atentar en aviones, AQAP señala los trenes por los siguientes motivos: son utilizados de forma masiva en la mayoría de los países occidentales; una campaña ‘militar’ masiva de descarrilamiento de convoyes generaría un gran pánico y, además, podría ser devastadora si se consiguiera atacar un tren “que transportara cloro en una zona poblada”, ya que podría matar “hasta 17.500 personas y herir a más de 10.000”, algo relativamente fácil de hacer ya que, según datos del año 2001, “más de 83 millones de toneladas de materiales peligrosos fueron transportados por ferrocarril en Estados Unidos, y muchos pasaron por zonas densamente pobladas”. A todo ello se le debe sumar un hecho muy preocupante: es muy complicado asegurar toda la vía férrea de un Estado, lo que convierte a este medio de transporte en “un gran objetivo para los terroristas”.

No obstante, tal y como ocurría en Rumiyah, AQAP no solo explica cómo descarrilar con éxito un tren, sino que realiza una labor de convencimiento y de justificación de estos ataques por medio de dos artículos: uno llamado Rulings On Lone Jihad – Targeting Civilians y otro llamado Targeting Means of Transportation. El primero —adjuntado debajo de este párrafo— establece, tal y como lo hacía el IS, que en principio no hay que matar a niños y mujeres añadiendo, además, a “personas que padezcan una enfermedad mental”. Sin embargo, los muyahidines sí deben matar a hombres adultos occidentales al ser soldados en potencia. Además, no hay que olvidar que sus naciones “han mostrado hostilidades abiertas hacia los musulmanes, matando a millones de personas y haciendo experimentar el peor de los sufrimientos a muchas otras”. Adicionalmente, los ciudadanos de estos países son cómplices de las operaciones militares llevadas a cabo por sus Gobiernos al “pagar los impuestos” que las financian.

Inspire-17-Article

La revista entra en el debate de si es mejor matar civiles o matar personal militar y de las fuerzas de seguridad de los Estados. Finalmente se descanta por lo primero por varios motivos: los atentados contra civiles se producen, generalmente, en espacios públicos, por lo que no hay censura informativa posible; además, los lugares donde han ocurrido los ataques vuelven a ser transitados, quedando el recuerdo de la tragedia en la memoria colectiva. Por otro lado, los ataques contra militares provocan menos terror en la sociedad, siendo más efectivos los cometidos contra personal civil ya que “generan tensión” en la sociedad, lo que puede servir como palanca para que los Gobiernos kuffar cambien su política exterior en el Gran Oriente Medio.

Por su parte, el artículo Targeting Means of Transportation —disponible debajo de este párrafo— hace un discurso más ideológico. Alega que todas las “injusticias” han sido provocadas por “América”, quien lidera “un sistema global respaldado por países occidentales” que pretende imponer el capitalismo a otros países, “alimentando y satisfaciendo la codicia de los ricos al mismo tiempo que los pobres se hacen cada vez más pobres, hundiéndose en la pobreza extrema”. Este sistema capitalista “desarraiga la cultura de los pueblos” para, a continuación, “imponer su propia cultura”, repleta de inmoralidades como las leyes a favor de la “desviación sexual”, lo que genera un “colapso de la moral y los valores”.

Inspire-17-Targeting-Means-of-Transportation

AQAP llama a resistir al sometimiento occidental. Para ello los musulmanes deben actuar como un cuerpo (la umma) y totalmente unidos, sobre todo los que viven en las naciones kuffar, pues pueden atacar al enemigo desde dentro. El grupo terrorista afirma que “el sistema internacional es grande, complejo, extenso y consta de innumerables funciones”. Lo compara con una “cadena” a la que hay que buscar el “eslabón” más importante para romperlo y desquebrajar totalmente el sistema. En este caso es la seguridad, y AQAP sugiere atacar los sistemas de transporte civiles, muchos de ellos masificados y a los que es imposible aplicar las mismas medidas de seguridad que al transporte militar. De todos los posibles objetivos sobresalen, por sus características, los trenes, “utilizados en prácticamente todos los países del mundo, ya sea en formato regional, internacional o interno en las ciudades” (en la modalidad de cercanías o metro).

Existen tres maneras de atacar el sistema de transporte ferroviario. La primera es desde el interior de los convoyes. Sin embargo, tiene varias inconveniencias; entre otras, obliga al terrorista a tener que pasar controles de seguridad si los hubiera, y la ‘operación’ puede fracasar si es reducido por el personal del tren o por los pasajeros, tal y como le ocurrió a Ayoub el Khazzani, quien intentó, mediante diferentes armas como un fusil de asalto, una pistola Parabellum, gasolina y un cúter, perpetrar una matanza a bordo del tren Thalys n° 9364 que realizaba el servicio Ámsterdam-París el 21 de agosto de 2015. La rápida actuación de los pasajeros impidió la culminación del atentado.

También es posible atacar las estaciones. Por ejemplo, llevando a cabo un atentado suicida en el vestíbulo de una estación muy concurrida. Algo que, además, podría ser sencillo ya que no sería necesario pasar ningún control de acceso.

El último método es intervenir las vías férreas, bien destruyéndolas para interrumpir el servicio y causar consecuencias económicas, o bien instalando un descarrilador en el momento exacto. AQAP recomienda este método por varios motivos: es relativamente fácil de hacer, el muyahidín no tiene por qué perder la vida, por lo que puede repetirlo cuantas veces pueda y, además, es un tipo de ataque “desalentador” para los Estados, que tendrían que desembolsar una gran cantidad de dinero para proteger todas sus vías férreas como consecuencia del terror que infunden estos atentados, los cuales son perfectos para la guerra psicológica.

Al igual que el IS hace con Rumiyah, AQAP explica en Inspire de forma muy pormenorizada —más incluso que el IS— cómo fabricar un descarrilador casero y cómo utilizarlo. Funciona levantando la rueda del tren y desplazándola fuera del raíl, como se puede ver en la imagen inferior.

Inspire 17 Descarrilador
El descarrilador está preparado para hacer que la rueda del tren suba a él; tras esto, la desplazará hasta expulsarla del raíl

La revista divide la construcción del descarrilador en seis pasos; además, evita el uso de “herramientas electrónicas o herramientas usadas en la construcción para evitar cualquier sospecha” por parte de las autoridades.

En primer lugar, se debe hacer un molde de cartón. Para ello, AQAP proporciona las medidas necesarias, pero advierte de que el tamaño de los raíles “difiere de un lugar a otro”, por lo que el terrorista debería medir y confirmar el tamaño correcto “antes de diseñar la herramienta para descarrilar”.

El segundo paso consiste en crear una ‘armadura’ con barras de acero para reforzar el molde. Inspire explica, incluso, cómo crear una dobladora de tubos casera para evitar que el muyahidín tenga que comprar una y levante sospechas. A continuación, se deben colocar cuatro tornillos al molde de cartón —dos a cada lado— para posteriormente sujetar la herramienta al raíl.

En este punto se debe realizar una mezcla de cemento, grava, arena y agua y rellenar el molde con ella. Una vez se haya solidificado —lo que llevará en torno a dos días— se debe retirar el cartón. La pieza ya estaría casi terminada: solamente quedaría recubrirla con chapas de metal, con el objetivo de dejar unos bordes fácilmente plegables que puedan luego insertarse debajo del raíl y ayuden a mantener firme el descarrilador.

Ya solo quedaría ejecutar la ‘operación’. AQAP recuerda que el descarrilamiento del convoy puede no provocar necesariamente un accidente devastador, pero sí causará, en cualquier caso, molestias, tensión y pérdidas económicas. Con el fin de aumentar las probabilidades de éxito, la revista recomienda poner la herramienta en un sitio en el que el tren pase a gran velocidad. También aconseja situar el descarrilador unos diez minutos antes de que pase el tren elegido y no antes, ya que “los encargados de las infraestructuras ferroviarias realizan inspecciones continuas”. Por último, y para magnificar el ataque, el muyahidín debería colocar el artefacto “en una zona en la que el tren colisione violentamente en caso de descarrilar; asimismo, también es posible colocarlo en puentes para intentar conseguir que el tren caiga desde una estructura elevada”.

Inspire 17 Infografía descarrilador
AQAP explica, por medio de esta infografía, las ventajas que supone utilizar esta herramienta para cometer atentados.

El IS anima a las mujeres musulmanas a tener hijos para “aterrorizar a los kuffar” y “hacer triunfar la religión”

En un artículo de dos páginas titulado I Will Outnumber The Other Nations Through You, adjuntado debajo de este párrafo, el IS recuerda que el “verdadero papel en la vida de las musulmanas” es “adorar a Alá”, así como “servir a la religión con lo que Alá les ha facilitado; incluyendo el matrimonio y la capacidad de tener hijos y cuidarlos”. Algo sumamente importante porque “con cada nuevo musulmán se planta una espina en la garganta de los kuffar”. Además, como reza el escrito, “al aumentar el número de musulmanes los despreciables son sofocados y las banderas kuffar son bajadas, mientras que las voces de los justos son levantadas”.

Rumiyah-5-I-Will-Outnumber-The-Other-Nations-Through-You

El grupo terrorista considera que las políticas de control de natalidad son “una enfermedad que el enemigo inyectó en la umma para disminuir a la población musulmana y debilitar su fuerza”. Por ello, las musulmanas deben alejarse de la “conspiración de los kuffar”, que incluye la “política malvada” de “retrasar el matrimonio hasta una edad más avanzada”.

Así, las mujeres que profesan el islam deben dedicarse, según el IS, a “aumentar la umma teniendo ‘leones’, que deben ser criados para que sus corazones sean severos contra los incrédulos”.

El IS llama a sus ‘soldados’ a incendiar edificios residenciales mientras Al Qaeda apuesta por el descarrilamiento de trenes
5 (100%) 6 votos

Comentarios

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry, you must be logged in to post a comment.